Historia, navegaciones y vivencias del Buque Escuela Galatea


Nuestro primer contacto con el Galatea, en un día lluvioso, plomizo y triste, fue desolador. Del velero solo se distinguía su arboladura, ya que toda la obra muerta de su blanco casco estaba oculta detrás del grisáceo muelle de hormigón cuya superficie coincidía en altura con la borda del bricbarca, consecuencia de la fuerte bajamar que casi lo ocultaba a nuestra vista.

La plancha de acceso a la nave estaba horizontal con respecto a la superficie del espigón, por lo que no costó esfuerzo alguno adentrarnos en su cubierta de madera, cuyo embreado de color negro que recubría el calafateo, separaba levemente las tablas de cedro que conformaban su abarrotada cubierta llena de adujas, cabilleros, motones, cáncamos, y un sinfín de accesorios y cabuyería, desconocidos hasta entonces para nosotros, y que con el paso del tiempo serían tan usuales en nuestra nueva vida.
El buque nos parecía tan sombrío como el entorno de la Ría ferrolana, cuya superficie del agua sólo mostraba el chispear incesante de minúsculas gotas de agua que en su lloro dejaba caer el cielo.
En esos instantes recordados una y cien veces en mi cabeza, el silencio fue roto por el penetrante y agudo sonido del silbato del contramaestre de guardia, que acompañado con un reducido grupo de la guardia militar, procedían al arriado de la bandera.

Con esta pequeña introducción os invito a todos a pasar la plancha del buque y a pisar su cubierta. Recomendamos visitar las páginas de este blog y sobre todo a hacer una pausa para leer minuciosamente los comentarios. Son la memoria escrita de nuestro velero.
Aquellos jóvenes muchachos que navegaron a bordo, ahora al pasar de los años y en cada comentario, narran de primera mano la vida a bordo, los viajes, las estancias en puerto, las anécdotas, los temporales, las maniobras y un sin fín de hechos que configuraron sus años en el Buque Escuela Galatea. Gracias a ellos, este blog es una realidad, es un espacio que está rescatando la vida del buque y de aquellas dotaciones de nuestra Armada Española.
Este blog, que es la continuación de las primeras páginas web que realizamos allá por el año 2009 cuando nada se hablaba del Galatea, os desea una agradable estancia a bordo, esperando que en vuestro navegar halléis una feliz y entrañable navegación.


El Galatea  desde Glasgow y los fundadores y propietarios de esta página web, José Castrillón Mesa, Miguel Gómez Ruiz, Alberto Vera Meizoso y Arminio Sánchez Mora, os agradecen vuestro interés y sensibilidad. Desde hace ya bastante tiempo se han unido  a esta dotación, Gerardo Ureña Massa y Manuel Carrasco Rubio, que con su inestimable labor, hacen que junto con vuestra colaboración, sigamos rescatando la vida del Buque Escuela Galatea. 







DÓNDE ESTÁN LOS COMENTARIOS:
Para no hacer muy complicado el acceso a los comentarios, solo aparecerán una media de cien, ya que Bloger no permite ver en su conjunto más de doscientos y por lo tanto los oculta y se tiene que picar en otro sitio para ver la totalidad de los publicados. Esta medida de ir eliminándolos es para facilitar la visita a las personas poco familiarizadas con Internet.
Por lo tanto, los varios miles de ellos que ya se han escrito, están celosamente guardados y se van añadiendo poco a poco al blog titulado "El Galatea y sus comentarios" donde los más recientes que se van escribiendo, se van actualizando casi a diario, por lo que  se pueden ver publicados en ese espacio. Están archivados por años y meses, como por ejemplo: Comentarios del  Galatea 2013 V, ó Comentarios del  Galatea 2014 II.
Líneas abajo se ha abierto una entrada nueva donde se irá colocando una síntesis de los últimos comentarios y las novedades que vayan surgiendo en este blog.Se irá renovando cada semana o quince dias dependiendo del contenido. Su título es: Ultimas noticias del Galatea.
El grupo de Facebook, "Buque Escuela de Maniobra Galatea" y la página también de Facebook "El Velero Galatea" también tienen acceso directo a la caja de comentarios de este blog. 

Si no encuentras donde picar para dejar tu  comentario,  pica aquí mismo en las palabras siguientes:    IR A COMENTARIOS      IR A COMENTARIOS     IR A COMENTARIOS
    
DEJA  AQUI TU COMENTARIO
            GRACIAS A TI
EL GALATEA NAVEGA DE NUEVO


El Galatea comienza nuevas singladuras

Ultimas novedades del Galatea
En estas páginas que se publicarán periódicamente, se incluirán las novedades que cada día  aporte el Galatea en sus singladuras. Las fotos que nos envíen los vistantes, comentarios, vídeos, anécdotas y sugerencias.
Como novedad se habilita también como espacio para poder contactar con otros galateanos, teniendo en cuenta la difusión que tiene el blog. O sea en otras palabras, que sea el castillo y la cubierta y  la toldilla del Galatea. Para ello se pueden mandar mensajes a los correos facilitados o utilizar el formulario de contacto que está en la cabecera del blog, a la derecha de la foto  principal, para solicitar que se haga el comunicado o el mensaje. Un saludo a todos y pensad que gracias a todos vosotros "El Galatea Navega de Nuevo".

Viernes  27 de mayo de 2016. El Galatea navega de nuevo



Después de una gran pausa para reponer fuerzas, el Galatea comienza a preparar los pertrechos para comenzar una nueva navegación. En las anteriores se han conseguido casi todo lo pretendido, y en esta que comienza, se intentará que el Galatea sea protagonista de algun reportaje o película. Por eso y desde aquí, se anima a cualquier programa de televisión, a los productores y guionistas de cine y a cualquier otro medio de comunicación audiovisual,  que el Galatea y sus tripulantes están dispuestos a colaborar en lo necesario, para que el Galatea sea conocido a través de la televisión y el cine.  
Que no se diga, que  un país avocado a la mar y a los barcos,  se olvida de sus viejas glorias que surcando los mares han dado a conocer  España y sus marinos.



Manuel de Diego Saenz, ha tenido la gentilieza de mandarnos estas preciosas fotografías de la construcción de una maqueta del Galatea.Desde aquí le damos las gracias por tener este detalle con nosotros y  le decimos que gracias a personas como él, el Galatea navega de nuevo.
Me dice en un correo, que no ha podido enterarse muy bien  de la historia de este barco, del cual desconocia casi todo  al hacer la maqueta, que  fué un poco por casualidad. Dice que alguien tenía que hacerla y le tocó a él, pero que  la hizo  encantado a pesar de que los planos  no eran muy buenos. Dichos planos de un modelista naval llamado Juan Colomar Torres. También comenta que como se puede  apreciar en las fotos, el color que se le dió, les   pareció el más adecuado al ser un buque militar, pero que ve  que en nuestras fotos del blog   es diferente. Cree que hace tiempo vio en una revista una foto de cuando estaba a punto de desguazarse y otra de su estado actual, pero qie no la puedo encontrar.
Cuando se expuso la maqueta
estaba con todas la velas, ahora en estas imágenes  está sin velas porque no le  gustaban mucho, pero las pondrá de nuevo.









 
Ayer día 17 de junio nos trae Angel Monge Mosquera un copia del diario ABC que tengo el placer de transcribir aquí para que todos lo puedan leer comodamente. 
Entre los marinos que los periodistas enumeran se encuentra nuestro amigo Luis de la Sierra Desde aquí su recuerdo  y de nuevo un fuerte abrazo a su esposa que tanto nos agradeció su recuerdo en el nuevo libro, El velero Galatea.

UNAS HORAS A BORDO DEL BUQUE ESCUELA GALATEA
Terminada en Ferrol la solemnidad de la botadura de cuatro cañoneros, la suerte nos deparó una ocasión feliz:  permanecer unas horas a bordo del Galatea y convivir con su excelente oficialidad y presenciar los ejercicios de abordo. No podíamos desaprovechar la circunstancia y habiese sido descortés, por otra parte, no aceptar la gentil   invitación de su comandante el ilustre capitán de fragata Don Manuel Seijo López, marino se singular relieve y de brillante historia. Luce en su pecho, la Medala  militar individual, y creemos que esta condecoración  dice de él más de lo que pudiéramos decir nosotros.
El reporteto halagado por la persepectiva que se le brinda, no titubeó, y a la hora de la cita se hallaba al pie del muelle, en donde le aguadaba el comandante del Galatea y,  en unión de éste se trasladó en un bote a bordo del majestuoso buque escuela Galatea.


¿Qué vió desde cubierta y a lo lago de su visita el informador?. Seríapreciso mucho papel y no poca tinta para describirlo todo. Hemos de ceñirnos a las circunstancias y las espléndidas fotos de Zegrí y  las de Miguel Cortés, compañeros de excursión, con Julio Fuentes y JUan García, nos ahotrrarán elucubraciones. Limitándonos a la parte informativa , explicaremos a nuestros lectores, que el Galatea es uno de los poquísimos barcos de nuestra Escuadra que navega a vela. Fué comprado por el Gobierno español al que un buen día, hace muchos años, lo encontró abandonado en el mar Negro y, según refiere la historia, con dos marineros enloquecidos.  Hecha la compra, se transformó el barco de tal forma, que puede considerarse como uno de los más modernos, hermosos y perfectos.


Desplaza 2.800 toneladas, tiene 95 metros de eslora y de calado, seis. Airoso, blanquísimo todo el  produce asombro desde fuera y alegría infinita, hallándose dentro..
Se trata de un buque escuela de marinería en el que se entra voluntario. exigiéndose únicam,ente la edad de diecisiete años. Los admitidos, despuñes de un periodo de tres meses, son clasificados para las distintas especialidades, según sus aptitudes y las necesidades de la Marina. Terminado ese periodo, los clasificados de "maniobra" quedan en el Galatea y permanecen nueve meses, al finalizar los cuales, si reúnen condiciones, son propuestos para la Escuela de Maniobra, en donde toman parte de dos cursos, de seis meses cada uno, teórico y práctico y salen ya de marineros capacitados  embarcando directamente. El ascenso a cabos primero y segundo se hace en los barcos, y al llegar a primero, vuelven a Galatea, en donde después de otro curso de nueve meses, salen de contramaestres, equiparadois a sargento. Actualmente hay en el Galatea 36 cabos primeros, aspirantes a sargentos y 56 marineros especialistas.


El Galatea navega constantemente. Es decir, que al año hace más de doscientos día de mar, generalmente a vela, y solo en caso de necesidad utilizan los motores de que dispone.
La plana mayor la integran: el comandante del Galatea, capitán de fragata don Manuel Seijo López, el capitán de corbeta don Gregorio Guitián y Vieito, segundo comandante, y los tenientes de navío don José Luis Liaño y Vierna y don Guillermo Díaz  y González Aller, y los alféreces de navío  don  Benito Tomé Ferreira, don Luis  Lago López,  Don Evaristo Díaz Rodríguez, don José Manuel Sevilla González, don Adolfo Gregorio Alvarez- Espino,don Francisco Pascual Martínez, don Miguel Martín de Oliva y Rey, don Luis de la Sierra Fernández, el capitán médico don Cándido Vigo Girbau, el capitán de Intendencia don José Suances Suances, el teniente capellán  don Jesús Nieto Cobos y el teniente de máquinas don Manuel Pérez García.


Forman la dotación del buque 180 hombres, sin contar  la Escuela y 30 suboficiales.
La vida a bordo en el Galatea, hallándose en puerto, consiste en clases de gimanasia, duchas, ejercicios militares, clases de instrucción marinera, arboladura, nomencaltura, situaciones y rumbos, manejo de botes  en puerto, a remos y a vela, ilustración general y elementos de Gramática, Geografía, e Historia. Horas de estudio y después, marcha a tierra a las siete de la tarde, para después reintegrarse al barco a las diez de la noche. Los martes y jueves son los días señalados para los deportes.
En el mar, la vida es semejante, si bien los ejercicios que se hacen suelen ser los de abandonar el buque  en balsas, simulacro de incendios y de hombre al mar, ejercicios de vela, simulacros  de robo y otros ejercicios de  tiempo de guerra, excepto los de Artillería. Al llegar apuerto, los alumnos quedan el libertad dentro del régimen extranjero del puerto donde se fondea.
 

El Galatea tiene cuarenta y ocho años de existencia y ha aguantado temporales imponentes. Tiene una capillita, en la que oye misa diaria la marinería que lo desea y los domingos y días festivos la oyen toodos sobre cubierta ante un altar improvisado. Las lecciones de moral y religión prestigian a la dotación y a quien las da, el capellan  Nieto Cobos, magnífico sacerdote que goza de la estimación de todos. Y toda la dotación del Galatea, antes de partir  para un viaje y al retorno de cada uno de ellos, acude a la iglesia del centro de los navegantes, enclavada frente al mar en El Ferrol del Caudillo. Tal es el fervor de estos marinos, que todas las tardes, además,  rezan el rosario  yendo de viaje.
 

Presenciamos durante nuestra agradabilísima visita, los ejercicios de los marinos del Galatea. La estampa, preciosa y llena de relieves, con conmovió profundamente.
LAs deferencias gentiles y amables, características de la Marina española, también nos conmovieron y dejaron en nosotros un tecuerdo imborrable. Comandante Seijo, oficialidad toda, tripulantes del Galateas: cuando os dejamos camino de Funchal nos hubiera gustado acompañaros. No podía ser, y lleváis con nuestro vivo afecto  el deseo ferventísimo de vuestro triunfos, que serán siempre triunfos de España.

Antonio G. Cavada
ABC Sevilla 29 de septiembre de 1.944

 
En estos instantes, o sea, hoy 5 de junio de 2016, Maria Antonia y Francisco, han tenido la gentileza de mandar para este blog un cuadro del Galatea realizado por ellos. Esta última imagen del Galatea, que han enviado, forma parte de un trabajo de grabados en los que están trabajando.

Hace ya algún tiempo nos hicieron unos imagenes de óleos pintados por Francisco Gutiérrez, las fotos pertenecen a cuadros con una medida superior a un metro.del Galatea que se utilizaron para la realización de este video del que os dejo el enlace, y que sirvió para dar a conocer el nuevo libro "El velero Galatea". Ir a enlace del video
Desde aquí les agradecemos su colaboración para este blog, que sirve para que el Galatea navegue de nuevo.










Parece ser que como no hay dos sin tres, acabamos de recibir, dos magníficas pinturas del Galatea de parte  de un investigador que busca nuevas cosas del velero en el Museo Marítimo de Barcelona. 
Desde aquí le agradecemos a Jaume el envío de esas dos nuevas pinturas que ayudan a enriquecer el legado que ha dejado en muchos de sus admiradores, y que así lo demuestran, con estas y otras obras, el buque escuela Galatea. 
Desde aquí el agradecimiento por estas aportaciones que hacen que poco a poco se conzca mejor a este enigmático velero que consiguen que el Galatea Navegue de Nuevo.

El libro: "El velero Galatea"




EL VELERO "GALATEA"
Arminio Sánchez Mora
Miguel Aceytuno Comas
ISBN 9788494267888


"... Por encima de todo este libro es una muestra de cariño a un buque, que de alguna manera marcó para siempre las vidas de los que en él embarcaron, a pesar de las dificultades pasadas. Su principal valor es que está hecho con testimonios directos y hechos reales de los verdaderos y únicos protagonistas: la gente de mar que embarcó en el GALATEA. Ellos y los que ahora con mucha perseverancia, ilusión y esfuerzo han sacado el libro adelante, con una muestra magnífica del amor a las cosas de la mar y a la profesión marinera. Amor del que estamos muy necesitados en una nación como España, que tantas veces mira a la mar de perfil o se vuelve de espaldas a ella..."

Prólogo de:

D. Manuel Rebollo García
Almirante General, (R)
Ex Jefe del Estado Mayor de la Armada


El libro El Velero Galatea está a la venta en la Librería Central Librera de Ferrol, calle Dolores 2. Tfno 981 352 719 Móvil 638 59 39 80
. Hacemos envíos a cualquier lugar.
Se puede comprar picando aquí:  Ir a El velero Galatea 

También en la Librería Náutica de Barcelona  tlf.933150504
Se puede comprar picando aquí:  Ir a El velero Galatea

















Para ver el mismo vídeo acompañado de la música "proa a la mar" picar en este enlace:  Ir a vídeo

En esta nueva entrada deseamos compartir con todos los visitantes, la publicación de un nuevo título: "El Velero Galatea". Un libro de 516 páginas, donde el velero irrumpe con fuerza en la actualidad, dejando muestras de lo que fue, de lo que es y de lo que seguirá siendo, gracias a un grupo de incondicionales que con su incansable labor ha conseguido que “El Galatea Navegue de Nuevo”.
El Galatea se enorgullece de contar con la colaboración inestimable e imprescindible del amante de la literatura, escritor y novelista, Miguel Aceytuno Comas, autor entre otros muchos trabajos, de la trilogía: Submarino B-7 y Babor y Estribor, y Mi Única Patria la Mar publicadas por la editorial “De Librum Tremens”. Dichas novelas tienen como fondo la guerra civil española, y nos sorprenden con una sugerente cita: "Buena gente en una mala guerra".
 

Miguel, no tuvo el placer de pisar la cubierta del velero, pero es un apasionado por el mar desde su más remota infancia en Vilanova y la Geltrú, aleccionado por la obra de Emilio Salgari y las historias de la mar y quienes la surcan.
Miguel Aceytuno y Arminio Sánchez, como autores de este nuevo texto, se complacen en beber de las fuentes de quienes hace algunos años comenzaron a rescatar las historias del buque.

"Mientras ordenaba las páginas que la tripulación del Galatea tuvo a bien pasarme me encontré tomando café con un hombre que me contaba como subía en invierno, descalzo, con los pies hinchados como botas y las manos apenas capaces de moverse a unos palos que se movían como un metrónomo en la tormenta. Era necesario reducir vela. De lo contrario, la tempestad los hundiría. Subía voluntario, por supuesto. Nadie hubiera subido obligado, pero todos se ofrecían para hacerlo.Le hubiera dicho que era un héroe, pero estaba demasiado estupefacto como para articular palabra".

"El hombre hablaba con sencillez, sin dar importancia a aquello. No lo hizo por el barco, me dijo.  Ni por el capitán. Ni por la sagrada bandera. Lo hizo por los compañeros, pues cuando bajaron,  le ofrecieron la poca ropa que había seca a bordo para dársela. Ahí sí que le temblaron los ojos, al mencionarlos.  Los amigos, cuando aquella palabra significaba algo.  Aguantando las lágrimas al pensar en ellos delante de este pobre cronista, que pensaba que este tipo de gente solo existía en las películas de Hollywood. Esto sí que es historia". 


"Lo que va a leer aquí es el más precioso material que puede llegar a un historiador: las palabras de un veterano marino, mirándote a los ojos.
Nos van a hablar de una forma de navegar que no hubiera sido extraña a un Escaño, a un Juan de la Cosa. Historia viva de la vela,  contada por héroes, que ponen su vida en peligro una y mil veces sabiendo que su sacrificio va a ser anónimo, como las lágrimas que se vierten en la mar.  Hombres de verdad, de los que también lloran, pero solo…. Cuando piensan en sus compañeros".


Crítica y artículo, sobre el libro, en la  Revista General de Marina, diciembre de 2015




 
 








 
Arminio
Eduardo, eres persona importante para nosotros y para el Galatea, siempre te hemos seguidos en tus escritos em la Revista General de Marina. Al menos ahora puedes seguir contando tus historias en este espacio que siempre estará vivo.
Te comento y, aprovechamos para hacerlo saber a los que leen este blog. Se ha recibido desde Glasgow, donde está el Galatea, una petición en la que se quiere dar a conocer el Galatea en su etapa como buque de la Armada Española. También se interesan por el libro y quieren tenerlo a bordo del Glenlee. También quieren hacer una exposición con las fotografías que tengamos del Galatea.
 

Les hemos dado autorización para que utilicen las fotos de este blog, que son más de mil. También quieren contar las historias de los marinos del Galatea. O sea quieren que se conozca nuestra historia en Glasgow.
Esperemos que todo de buen fruto y se vean cumplidas todas las espectativas posibles para el Galatea, nuestro Galatea.  Un abrazo.

Eduardo Ruiz Mañogil
He recibido la Revista General de Marina correspondiente al mes de Diciembre de 2015 y leo con satisfacción en la sección libros y revistas, un amplio comentario firmado por Fuensanta Niñirola dirigido al Velero Galatea. Nuevo reconocimiento al buen hacer de sus autores y en cierta forma a todos los que desfilamos entre los renglones del libro.


El 23 de noviembre pasado escribí mi último comentario y apuntaba el temor de que El Velero Galatea pusiera el punto final a estos comentarios, Angel Monge Mosquera me respondió que él no lo creía pero parece ser que el tiempo y el silencio me van dando la razón por ahora. En fin, así es la vida y así hay que aceptarla. Yo deseo aprovechar la ocasión para enviar a todos los amigos del Galatea un cordial saludo y mis mejores deseos para este largo y amenazador año que acabamos de estrenar. Atentamente. Eduardo Ruiz Mañogil. 28 enero 2015

Arminio

Pedro, espero que el Galatea nunca se olvide, y cada día recobre más y más fuerza en honor a todos los que a bordo estuvieron y a sus familias que tienen el recuerdo de los que ya no están entre nosotros. Un abrazo.

Pedro Lara García
Mi padre sirvió en ese barco. Durante toda mi vida, y parte de la suya creo que siempre añoró aquel tiempo limpio, marino...aquello que ...pudo haber sido y no fue... se le iluminaban-como un incendio interior- los ojos cada vez que me hablaba de sus tiempos de radiotelegrafista... aquella emoción aún queda...y ...bueno, he visto el libro... a mi padre, le habría gustado...creo que a mí también me gustará... quizás a mis hermanos...y a él, donde quiera que haya recalado..
 

Arminio dijo
Lamentablemente el libro llevaba escrito casi dos años, y por eso desde que entrásteis vosotros a comentar en el blog ya nada se pudo hacer, pues estaba todos el formato ya hecho y organizado.
Tan solo se incluyó un relato excepcional del Ciclón de las Azores, contado por un especialista del Galatea, a continuación del relato de puño y letra del comandante del Galatea, o sea dos versiones distintas de vivir el Ciclón de las Azores.
Por lo demás un saludo a todos.

 

Jose Antonio Machota
Hola soy Machota, he comprado el libro me ha gustado pero tengo que decir que en no venimos todos los que estamos en el blog. Me hago la idea de que el libro estuviera escrito anteriormente, por lo menos en mi caso.

De todas formas tengo que felicitar a los que han puesto interés en escribirlo y conseguir que se llegara a editar.

Quiero comentar y de hecho ya lo hice que los viajes que hicimos en el Buque no corresponde las fechas de llegada a los puertos pues yo recuerdo que en marzo del 55 fuimos a Bremen en Alemania, pues los recuerdo porque yo era un peludo en la navegación, y estuve tres días tirado en el sollado, hasta que salí libre de franco paseo y me espabilé. Desde entonces me hice un marino para navegar, el puerto en Bremen se llamaba Europa Haffen, estaba en la misma ciudad, pues es navegable por el río Wuerse.
Bueno me alegro mucho del libro que lástima no estemos todos
Quiero saludaros a todos y decir que sería muy bonito que se haga un cortometraje del Barco.


Douglas Monsalve
Debe ser una hermosa obra literaria por el motivo que impulsó a sus autores a escribir. Un hermoso y legendario Buque - Escuela hoy navegando en los corazones de bendecidos tripulantes al estar a bordo. Cuanta admiración y respeto para cada uno de ellos por la bendición que Dios les dió. Cuanto me  agradaría obtener el libro pero las condiciones económicas tan crueles en mi país Venezuela, me lo impiden. ¡Buen Viento...Buena Mar! Atentamente, Douglas Monsalve Inaudi 

Alfonso Balseiro
Genial el libro y genial este blog por darlo a conocer. Me lo leí en tres días, dándomde un atracón de velero Galatea. Me gustó la forma en que te van metiendo a bordo, sabiendo además que son hechos reales.
Me sorprendió la historia de Aleta de Tiburón, pues te hace vivir lo que pasaron esos muchachos recién llegado de sus hogares y como se van adentrando poco a poco en esa dura vida de la Marina.
Enhorabuena por rescatar algo que se habría perdido para siempre. Chapeau por los autores y un chapeau al cuadrado por los valientes marinos que dejan sus testimonios en este hermoso libro.

Anastasio Segura
Pero no me lo puedo creer que tenga en mis manos un libro del Galatea, dónde se cuenten cosas sobre el buque. Dónde al leer me sienta identificado con los personajes, donde viva de nuevo lo que viví hace ya muchos años, dónde se me salten las lágrimas y se me abra el corazón, dónde sonría como un niño y me llene de emoción, sintiéndome otra vez con sesenta años menos.
Todo esto me ocurre al pasar cada página de este archivo de mi vida y creo que también estén pasando por lo mismo muchos como yo, que tuvimos la fortuna de retar al mar en este cascarón entre las olas.

Gracias de corazón a los que han tenido la osadía de escribir sobre algo que nadie ha escrito o de lo que nadie se ha molestado en pensar, parecía que nuestra juventud no había existido.
No se como agradecer lo que nos habéis dado, no se como agradecer que cada día me vuelva a levantar con alegría, no se como agradecer que vuelva a pensar que yo merezco la pena. Si, al ocaso de mis años me levanto como si fuera un chaval, para seguir leyendo las páginas de mi vida, páginas que me gustaría que nunca se acabaran pidiendo seguir leyéndolas muchos días más.

No quiero ser pesado y os quiero agradecer la medicina infalible que me habéis dado, ni el mejor médico del mundo me habría curado tanto. Por ello recomiendo a todos los que estuvieron como yo en la Marina, que lo lean, y no solo en la Marina, creo que viene bien a todos los que pisan tierra firme, para que sepan la vida de sus mayores. Nunca me gasté unos euros en mi vida tan bien gastados.
Un abrazo a todos


Juan Pérez Villares
Voy por la mitad del libro y me gusta mucho, pues se toca el tema desde todos los ángulos posibles y con testimonios reales vividos y sufridos. Enhorabuena por tan completo trabajo.
Atentamente. Juan Pérez Villares.

John Peter
Armino, estoy leyendo tu libro y me encanta ya que me recuerda épocas pasadas a bordo, echo en falta algunas fotos para ilustrar mejor los relatos.
Te agradecería si es que puedes darme las direciones de Gerardo Ureña Massa y de Eduardo Ruiz Mañogil ya que coincidí con ellos a bordo.


Eduardo Ruiz Mañogil
"INGRATA PATRIA, NI SIQUIERA TIENES MIS HUESOS". Elocuente y significativo principio para este bello libro que tengo en las manos y con el que estoy seguro voy a disfrutar durante largas horas.

Hay una película de Silvester Stallone en la que el coronel le dice a Rambo, "No odies a tu país y Rambo, con cara sorprendida le responde, "¿Odiarlo?.Daría mi vida por él".
Si navegáramos por el mar de la fantasía y le dijéramos a nuestro Galatea "No odies a tu país" no creéis que él nos respondería, ¿Odiarlo?, ¡He dado mi vida por él!

Gracias Arminio, a tí y a todos los amigos que con tesón y cariño habeis llevado a buen puerto esta maravillosa aventura. Me apena no obstante pensar que quizás la aparición de este libro pueda llegar a ser el comienzo del fin de "El Galatea y sus comentarios". Te reitero mi felicitación, el libro es magnífico y espero y deseo que seamos muchos los que disfrutemos con su lectura y aprovechemos la ocasión para dedicar un sentido recuerdo a los galateanos que ya nos dejaron, especialmente a ese gran timonel que fue Gerardo Ureña Massa.
Un cordial saludo. Atentamente. Eduardo Ruiz Mañogil.