Historia, navegaciones y vivencias del Buque Escuela Galatea


Nuestro primer contacto con el Galatea, en un día lluvioso, plomizo y triste, fue desolador. Del velero solo se distinguía su arboladura, ya que toda la obra muerta de su blanco casco estaba oculta detrás del grisáceo muelle de hormigón cuya superficie coincidía en altura con la borda del bricbarca, consecuencia de la fuerte bajamar que casi lo ocultaba a nuestra vista.

La plancha de acceso a la nave estaba horizontal con respecto a la superficie del espigón, por lo que no costó esfuerzo alguno adentrarnos en su cubierta de madera, cuyo embreado de color negro que recubría el calafateo, separaba levemente las tablas de cedro que conformaban su abarrotada cubierta llena de adujas, cabilleros, motones, cáncamos, y un sinfín de accesorios y cabuyería, desconocidos hasta entonces para nosotros, y que con el paso del tiempo serían tan usuales en nuestra nueva vida.
El buque nos parecía tan sombrío como el entorno de la Ría ferrolana, cuya superficie del agua sólo mostraba el chispear incesante de minúsculas gotas de agua que en su lloro dejaba caer el cielo.
En esos instantes recordados una y cien veces en mi cabeza, el silencio fue roto por el penetrante y agudo sonido del silbato del contramaestre de guardia, que acompañado con un reducido grupo de la guardia militar, procedían al arriado de la bandera.

Con esta pequeña introducción os invito a todos a pasar la plancha del buque y a pisar su cubierta. Recomendamos visitar las páginas de este blog y sobre todo a hacer una pausa para leer minuciosamente los comentarios. Son la memoria escrita de nuestro velero.
Aquellos jóvenes muchachos que navegaron a bordo, ahora al pasar de los años y en cada comentario, narran de primera mano la vida a bordo, los viajes, las estancias en puerto, las anécdotas, los temporales, las maniobras y un sin fín de hechos que configuraron sus años en el Buque Escuela Galatea. Gracias a ellos, este blog es una realidad, es un espacio que está rescatando la vida del buque y de aquellas dotaciones de nuestra Armada Española.
Este blog, que es la continuación de las primeras páginas web que realizamos allá por el año 2009 cuando nada se hablaba del Galatea, os desea una agradable estancia a bordo, esperando que en vuestro navegar halléis una feliz y entrañable navegación.


El Galatea  desde Glasgow y los fundadores y propietarios de esta página web, José Castrillón Mesa, Miguel Gómez Ruiz, Alberto Vera Meizoso y Arminio Sánchez Mora, os agradecen vuestro interés y sensibilidad. Desde hace ya bastante tiempo se han unido  a esta dotación, Gerardo Ureña Massa y Manuel Carrasco Rubio, que con su inestimable labor, hacen que junto con vuestra colaboración, sigamos rescatando la vida del Buque Escuela Galatea. 







DÓNDE ESTÁN LOS COMENTARIOS:
Para no hacer muy complicado el acceso a los comentarios, solo aparecerán una media de cien, ya que Bloger no permite ver en su conjunto más de doscientos y por lo tanto los oculta y se tiene que picar en otro sitio para ver la totalidad de los publicados. Esta medida de ir eliminándolos es para facilitar la visita a las personas poco familiarizadas con Internet.
Por lo tanto, los varios miles de ellos que ya se han escrito, están celosamente guardados y se van añadiendo poco a poco al blog titulado "El Galatea y sus comentarios" donde los más recientes que se van escribiendo, se van actualizando casi a diario, por lo que  se pueden ver publicados en ese espacio. Están archivados por años y meses, como por ejemplo: Comentarios del  Galatea 2013 V, ó Comentarios del  Galatea 2014 II.
Líneas abajo se ha abierto una entrada nueva donde se irá colocando una síntesis de los últimos comentarios y las novedades que vayan surgiendo en este blog.Se irá renovando cada semana o quince dias dependiendo del contenido. Su título es: Ultimas noticias del Galatea.
El grupo de Facebook, "Buque Escuela de Maniobra Galatea" y la página también de Facebook "El Velero Galatea" también tienen acceso directo a la caja de comentarios de este blog. 
    Deja aquí tu comentario

Gracias  a ti  el  Galatea

     Navega  de  Nuevo


Radio televisión española y nuestro blog




Ultimas novedades del Galatea
En estas páginas que se publicarán periódicamente, se incluirán las novedades que cada día  aporte el Galatea en sus singladuras. Las fotos que nos envíen los vistantes, comentarios, vídeos, anécdotas y sugerencias.
Como novedad se habilita también como espacio para poder contactar con otros galateanos, teniendo en cuenta la difusión que tiene el blog. O sea en otras palabras, que sea el castillo y la cubierta y  la toldilla del Galatea. Para ello se pueden mandar mensajes a los correos facilitados o utilizar el formulario de contacto que está en la cabecera del blog, a la derecha de la foto  principal, para solicitar que se haga el comunicado o el mensaje. Un saludo a todos y pensad que gracias a todos vosotros "El Galatea Navega de Nuevo".

El Galatea navega de nuevo.  Miércoles  25 de febrero de 2015
Hace ya algún tiempo y gracias a algunos colaboradores de este blog, entre los que se encuentra  Jose Gabriel Concepción, logramos que el Galatea fuese recordado en los medios de comunicación. De esta manera se utilizaron algunas imágenes de esta página web para la realización del reportaje de R.T.V.E. e incluso se puede ver al final del documental, que se habla de nuestro blog como espacio que está rescatando al Galatea del olvido.

De todas formas también logramos colaborar con la misma televisión para recordar al Galatea a través de Miguel Delibes como marinero voluntario del velero. Se puede ver el reportaje y leer el texto donde se menciona a Gerardo Ureña Massa, que tristemente ya no está entre nosotros, como el Héroe de la Riada de Valencia. Se puede ver el reportaje picando a continuación: Ir Galatea y Delibes


Despues de esta introducción, se quiere resaltar que estamos colaborando con un blog importante en los medios de comunicación, cuyo autor participa en algún programa de televisión y claro hablando, como no podía ser de otra manera, de barcos. Este blog y  el suyo, en breve quedarán enlazados mediante un link. Cuando se terminen los trámites se comunicará a todos los lectores. 

Aquí dejamos unas fotos que se han encontrado en Internet, aunque, eso sí buscando en páginas extrajeras pues ya en las web españolas, no se encuentra nada que no tengamos. Para ello se busca el Galatea en páginas de diferentes hablas, incluso en páginas japonesas y rusas, ya que bien pudiera ser que el velero fuese fotografiado por personas extranjeras que lo encontraran navegando o en puerto.









Están apareciendo nuevas fotos que nos mandan los seguidores del Galatea, entre los que se encuentra Miguel Correia, con varios blog importantísimos en Portugal.  Nos envía dos fotos del Galatea, en la que se puede leer en el reverso la dedicatoria del comandante del Galatea. También se puede ver una foto  reciente del masacrón del velero en La Graña y otra del cabo Largo, que allá por el año 1974  estuvo haciendo el curso de cabo primero en el Galatea.  Espero que alguien pudiese localizarle y decirle que se asome a este blog que seguro me recordará por algún que otro incidente, uno de ellos cuando me resbalé  bajando del castillo cerca de donde se lavaba los utensilios de cocina, en la banda de babor. 
Dejamos aquí la miniatura de las imágenes que se pueden ver en la página de este blog "Imágenes del Galatea V". Las dos del Galatea de Correia son originales y en la página donde están guardadas se pueden ampliar bastante, o mejor descargarlas  para en la apliación  ver los detalles del Galatea.


El Velero Galatea, un sencillo título para navegar

"Nunca tuvimos miedo. Fueron muchas las veces que vimos meterse el bauprés y no pude por menos que pensar: "esta vez no levanta" y, con enorme majestuosidad pude ver levantar de nuevo el morro, para seguir a rumbo como sólamente sabía hacer el Galatea".
 
En esta nueva entrada deseamos compartir con todos los visitantes, la próxima publicación de un nuevo título: "El Velero Galatea". Un libro de más de cuatrocientas cincuenta páginas, donde el velero irrumpe con fuerza en la actualidad, dejando muestras de lo que fue, de lo que es y de lo que seguirá siendo, gracias a un grupo de incondicionales que con su incansable labor ha conseguido que “El Galatea Navegue de Nuevo”.

El Galatea se enorgullece de contar con   la colaboración inestimable e imprescindible del amante de la literatura, escritor y novelista, Miguel Aceytuno Comás, autor entre  otros muchos trabajos, de las novelas Submarino B-7 y Babor y Estribor, publicadas por la editorial  “De Librum Tremens”. Dichas novelas  tienen como fondo  la guerra civil española, y nos sorprenden con una sugerente cita: "Buena gente en una mala guerra".
Miguel, no tuvo el placer de pisar la cubierta del velero, pero es un apasionado por el mar desde su más remota infancia en  Vilanova y la Geltrú, aleccionado por la  obra de Emilio Salgari y  las historias de la mar y quienes la surcan.

Miguel Aceytuno y Arminio Sánchez, como autores de este nuevo texto, se complacen en beber de las fuentes de quienes hace algunos años comenzaron a rescatar las historias del buque.
Por ese motivo  y desde estas  líneas, no queremos dejar de nombrar a los auténticos protagonistas del nuevo y querido libro:   José Castrillón,  Miguel Gómez, Gerardo Ureña,  Manuel Carrasco y Alberto Vera Meizoso y quizás también tú. 
Gracias a todos ellos y, a  los visitantes de este blog por pisar la cubierta  virtual del velero Galatea.

Mientras ordenaba las páginas que la tripulación del Galatea tuvo a bien pasarme me encontré tomando café con un hombre que me contaba como subía en invierno, descalzo, con los pies hinchados como botas y las manos apenas capaces de moverse a unos palos que se movían como un metrónomo en la tormenta. Era necesario reducir vela. De lo contrario, la tempestad los hundiría. Subía voluntario, por supuesto. Nadie hubiera subido obligado, pero todos se ofrecían para hacerlo.Le hubiera dicho que era un héroe, pero estaba demasiado estupefacto como para articular palabra.
El hombre hablaba con sencillez, sin dar importancia a aquello. No lo hizo por el barco, me dijo.  Ni por el capitán. Ni por la sagrada bandera. Lo hizo por los compañeros, pues cuando bajaron,  le ofrecieron la poca ropa que había seca a bordo para dársela. Ahí sí que le temblaron los ojos, al mencionarlos.  Los amigos, cuando aquella palabra significaba algo.  Aguantando las lágrimas al pensar en ellos delante de este pobre cronista, que pensaba que este tipo de gente solo existía en las películas de Hollywood. Esto sí que es historia.
Lo que va a leer aquí es el más precioso material que puede llegar a un historiado: las palabras de un veterano marino, mirándote a los ojos.
Nos van a hablar de una forma de navegar que no hubiera sido extraña a un Escaño, a un Juan de la Cosa. Historia viva de la vela,  contada por héroes, que ponen su vida en peligro una y mil veces sabiendo que su sacrificio va a ser anónimo, como las lágrimas que se vierten en la mar.  Hombres de verdad, de los que también lloran, pero solo…. Cuando piensan en sus compañeros.